fbpx
Recomendaciones para tus Teleconsultas en tiempos de COVID-19

Recomendaciones para tus Teleconsultas en tiempos de COVID-19

Cómo estamos y de dónde venimos

Hasta la actualidad, la oferta asistencial del sistema de salud argentino se componía de una modalidad netamente presencial.
Este esquema implica el encuentro físico entre el médico y el paciente como esencia fundamental de la consulta médica.

La emergencia de una pandemia como el COVID-19 y las diferentes recomendaciones de aislamiento domiciliario generaron una demanda de teleconsultas como una modalidad de atención médica para las siguientes situaciones:

  1. Primer acercamiento al paciente con síntomas compatibles, para definir testeo, eventual manejo posterior y poder registrar en forma adecuada los datos epidemiológicos.
  2. Seguimiento de pacientes:
    • Bajo riesgo en el domicilio.
    • Monitoreo o seguimiento de contactos.
    • Síntomas dudosos.
    • Sin COVID-19, pero con patologías crónicas, que son justamente los de mayor riesgo.

Es una nueva modalidad, que venía desarrollándose lentamente y que no se implementaba plenamente por una serie de limitaciones, técnicas, legales, económicas y culturales.

Esta situación de emergencia generó cambios profundos y rápidos en la manera de relacionarnos entre las personas. Requirió adaptaciones en la forma de trabajo, educación, ocio, deporte. Y para la atención médica se fueron desarrollando diferentes instrumentos y dispositivos con mayor o menor complejidad para la asistencia de estos pacientes. Estos son algunos:

  • Herramientas de reporte de síntomas como la aplicación COVID-19 —desarrollada por el Ministerio de Salud de Argentina.
  • La consulta telefónica de síntomas a través del 107.
  • Sistemas de teleconsultas de los diferentes sistemas de salud y financiadores.
  • Sistemas de atención de salud mental para la crisis que genera el confinamiento en los domicilios.
  • Espacios para los trabajadores que se encuentran en una alta demanda y situaciones de stress sostenido.

En nuestro país hay herramientas de telemedicina en uso desde hace años, implementadas específicamente para áreas remotas, como mineras o para la realización de interconsultas entre especialistas y generalistas en zonas geográficamente alejadas.

La motivación de estas recomendaciones es que a partir de experiencias propias y ajenas, pueden realizarse en un ámbito seguro que genere los mejores resultados.

Recomendaciones para tus Teleconsultas

#1 La persona más importante de la habitación es el paciente.

Esto aplica para cualquier paciente y en cualquier habitación, aún la virtual. Eso incluye a los posibles acompañantes del paciente. Tatl como sucede en una consulta presencial.

#2 Presencia y ropa adecuada.

La higiene y vestimenta deben estar al mimo nivel que tendríamos en una reunión presencial. Normalmente solo se ve de la cintura para arriba en las teleconsultas así que, si te querés dar el permitido de tener algo más cómodo en el resto del cuerpo, ¡adelante!

#3 Pactar el día y horario.

Cumplilo y hacelo cumplir. Asegurate de tener presentes las consultas confirmadas usando una agenda o un programa que te lo recuerde.

#4 Ambiente cuidado.

Debería imitar la privacidad de un consultorio, en una habitación dedicada.
Evitá la música y sonidos de fondo.
Elegí una iluminación frontal que muestre tu rostro. Evitá la luz desde atrás.

#5 Equipo adecuado.

Asegurate una conexión estable a internet. Si es por WiFi, que el dispositivo que emite la seña esté cercano. Evitá que otros dispositivos conectados a la misma red usan aplicaciones de alto consumo como ser videos, películas y series.
Que el equipo utilizado —ya sea una notebook, tablet o celular, tenga las especificaciones recomendadas por tu proveedor de teleconsultas.
Limpiá la lente de la cámara.
Utilizá navegadores actualizados: Google Chrome, Firefox, Edge o Safari.
Mantené tus programas actualizados y con las opciones de seguridad adecuadas —anti-virus y anti-malware, y cerrá todos los programas que no sean necesarios para atender la teleconsulta.
Preferentemente, usá auriculares con micrófono —la mayoría ya vienen integrados.
Tené a mano un celular o teléfono para poder retomar la conversación por otra vía en caso de que la conexión se caiga.

#6 Estate al tanto de los requerimientos de la plataforma con la cual realizarás la teleconsulta.

Si tenés que pedirle al paciente que descargue un software o app en su dispositivo, recordá hacerlo con la anticipación adecuada.

#7 Solicitá al paciente en forma previa que tenga fotografías o digitalizaciones de los estudios y que te los envíe con anterioridad.

Si es necesario que el paciente se haga controles o monitoreos antes de la consulta —como presión, controles de glucemia, o actualizar el registro donde los almacena y te los comparta, solicitalo con un tiempo prudencial, como ser el día anterior.

#8 Recordá llevar un registro adecuado de la consulta.

Este registro deberá cumplir las normativas y leyes vigentes sobre la historia clínica.

#9 Tené presente las limitaciones de una teleconsulta y evitá las situaciones extrañas.

En la comunicación previa, detallá estas limitaciones.
En caso de detectar una situación de emergencia que requiere un examen físico presencial o haya algún síntoma o signo de alarma, activá el sistema de emergencia adecuado —107, 911, o el del sistema de salud del paciente.
No tomes capturas de pantalla de imágenes o lesiones que te muestre el paciente por su cámara ya que no suelen tener una buena calidad. Para algunas situaciones se puede solicitar al paciente o a alguna persona que lo acompañe que saque una foto de buena calidad y la comparta por email.
Si es necesario interrumpir la teleconsulta o reprogramarla para tener más información, acordalo con el paciente.

#10 Resumen de la teleconsulta por email.

Una buena práctica es enviar un correo con el informe de la teleconsulta, las recomendaciones y las prescripciones de estudios y tratamientos una vez finalizada la misma. También podés aprovechar este punto de contacto para acordar la fecha del próximo encuentro.

Esperamos que este resumen de buenas prácticas para tus teleconsultas te ayude a ir mejorando la experiencia de las mismas tanto para vos como para tus pacientes.

En caso de que quieras aprender a hacer dictado de voz en las notas de tus historias clínicas, podés ver lo sencillo que es haciendo clic acá.

 

Referencias

Sapira’s Art and Science of bedside diagnosis.

Virtually Perfect? Telemedicine for COVID-19 Judd E. Hollander, M.D., and Brendan G. Carr, M.D. DOI: 10.1056/NEJMp2003539.

COVID-19 and Health Care’s Digital Revolution Sirina Keesara, M.D., Andrea Jonas, M.D., and Kevin Schulman, M.D. DOI: 10.1056/NEJMp2005835.

ANEXO I 1° Recomendación para el uso de la telemedicina – resolución nº 21/2019, artículo 5° encuentro entre el profesional de la salud y el paciente utilizando las tecnologías de la información y comunicación en tiempo real.

App COVID-19 del ministerio de Salud de Argentina.

Cómo hacer dictado de voz en tus historias clínicas

Cómo hacer dictado de voz en tus historias clínicas

¿Alguna vez te sentiste cansado de esccribir tus historias clínicas? Si sos uno de tantos profesionales de la salud que tiene esta actividad en su lista de “tareas que delegaría si pudiera”, lo que te contamos en este post te va a dar una gran alegría. 😁

Una de las combinaciones más poderosas para escribir tu historia clínica sin necesidad de tipearla y solamente dictándole es que llamamos “el tridente de la productividad”, y estos son los componentes:

Digital Doctor + Google Chrome + VoiceIn

Si llegaste hasta acá, no va a ser necesario que te contemos detalles sobre las primeras dos mencionadas.

En lo que respecta a VoiceIn, es una extensión del navegador que te permite dictar en tu historia clínica sin tener que usar el teclado. Sí, así como lo escuchás: ¡sólo usando tu voz!

A esta herramienta la podés añadir a tu navegador haciendo clic acá y te va a permitir convertir tus palabras en texto automáticamente.

Una vez lo hayas instalado y autorizado para acceder al micrófono de tu notebook o computadora, solo tenés que apretar esta combinación de teclas: Crtl + Shit + 9 y empezar a hablar. También podés hacer clic derecho sobre el cuadro donde querés ingresar el texto y seleccionar la opción de dictado de voz:

Es muy importante que elijas el idioma que mejor reconozca tu voz. En caso de que seas argentina, la opción más adecuada es es-AR, español de Argentina.

Un beneficio adicional de incorporar esta herramienta es que podés hacer una entrada dual, alternando entre teclado y dictado de voz. 😏

Es posible que te estés preguntando cómo hacer para dictar por voz si usás Digital Doctor desde tu celular. ¡Es más sencillo aún! Y te lo mostramos en este breve video:

 

 

¡Te deseamos mucho éxito y esperamos que sigas ahorrando tiempo en esas tareas que podés resolver más fácilmente de la mano de Ditgital Doctor! ⏳

Consejos para disminuir el ausentismo

Consejos para disminuir el ausentismo

¿Alguna vez te detuviste a pensar por qué tus pacientes faltan a la consulta? Muchas veces reservan turnos varias semanas antes, incluso con meses de anticipación, y cuando llega el momento, ¡no aparecen! Seguí leyendo para descubrir los resultados de la investigación que hicimos, seguro te llevás algún conocimiento valioso 💡.

El origen de las ausencias

Cuando hicimos una encuesta sobre los motivos por los cuales los pacientes no se presentan a la consulta la respuesta fue contundente: “no lo tenía agendado”, “pensé que era otro día” o simplemente “lo olvidé”.

Razonablemente, los pacientes tienden a ausentarse de la consulta médica cuando no hay un motivo imperativo para asistir. Dicho de otra manera, se registra más ausentismo ante consultas programadas por controles o temas crónicos de salud. Y esto hace más que impactar negativamente en ambos lados: el paciente, deja pasar un punto de control importante que si bien no es urgente, a largo plazo es MUY IMPORTANTE para la evolución de su salud. Por su parte, el médico, pierde un turno ya que al no tener anticipación se le hace imposible ocupar ese lugar y aprovechar para ver a otro paciente que está necesitando hacerse un chequeo o estudio de cualquier índole.

El recordatorio, el mejor aliado

Ya detectamos la causa de un gran porcentaje de los pacientes ausentes pero eso no nos dejó conformes así que nos preguntamos: ¿qué podemos hacer para ayudar a los pacientes a recordar sus turnos? 🤔

Sin duda, enviar recordatorios antes de la consulta, es una actividad que podemos realizar. El simple recordatorio un día antes mejora la tasa de ausentismo considerablemente.

Ahora, es posible que pienses: “Con todo lo que hago en el día, ¿cuándo me voy a hacer un espacio para contactar a cada paciente y recordarle que mañana tiene turno?”. No te preocupes, ¡lo tenemos resuelto y te te entregamos la solución con moño para hacerte la vida más fácil! La suite de aplicaciones de Digital Doctor te permite automatizar esta tarea con solo algunos clics como te mostramos a continuación.

¿Lo mejor de todo? Lo configurás una sola vez y queda funcionando para siempre. Al automatizar la tarea ya no tendrás que estar pendiente de mandar los recordatorios 😁.

Además, en el mail de recordatorio, la aplicación de Digital Doctor les permite a los pacientes reprogramar la consulta y de esta manera liberar el turno para que sea ocupado por otro paciente en caso de que decida no asistir.

Entre los profesionales de la salud que usan Digital Doctor para gestionar sus turnos encontramos que el 17,2% de los turnos fueron cancelados desde nuestra aplicación por los pacientes → eso significa que muchos turnos que iban a quedar como ausentes sin aviso pudieron estar disponibles para ser usados por otros pacientes. Y estos turnos cancelados fueron reutilizados en el 42,8% de los casos.

Menos ausentismo, más reutilización de turnos y tu consultorio más eficiente.

¡Empezá a usar Digital Doctor hoy y reducí el ausentismo!

 

Tips para hacer un uso más eficiente del tiempo durante la consulta

Tips para hacer un uso más eficiente del tiempo durante la consulta

La atención de pacientes en consultorios médicos es una actividad que conlleva grandes satisfacciones y también presenta muchos desafíos. Terminar un día de trabajo con todos los turnos atendidos y sin que hayan ocurrido demoras o cambios de agenda es algo que no siempre sucede. Por eso hoy te traemos estos tips para hacer un uso más eficiente del tiempo durante la consulta. 🕰️

Ya sea que trabajes en forma particular o lo hagas en alguna institución tal como un hospital o una clínica privada, es habitual que se produzcan demoras durante la atención de los pacientes. Cuando se empieza a retrasar la atención de los pacientes agendados se favorece al mal humor del paciente pero también del profesional, que trabaja bajo presión y gracias a esto, puede llegar a olvidar algunas de las buenas prácticas que permiten concretar las consultas sin utilizar tiempo de más.

En Digital Doctor diseñamos estos breves tips que te permitirán ahorrar tiempo, evitar estas demoras, y permitirán que tanto pacientes como profesionales nos sintamos mejor en cada consulta.

 

#1 Optimizar el tiempo de la primera consulta

 

La primera consulta para todas las especialidades suele ser la más larga y muchas veces la más desorganizada. El paciente puede presentar niveles altos de ansiedad ya que desea contar todo lo que le pasa y mostrar cada uno de los estudios que alguna vez le hicieron.

Por otra parte, si el profesional médico no se prepara correctamente para dichas consultas, es posible que se percate de que es la primera vez que ven al paciente recién cuando entra al consultorio.

Estos dos efectos, la ansiedad del paciente y la falta de anticipación del profesional, no son una buena combinación para una primera consulta.

Estas son algunas propuestas 💡 que te van a ayudar a mejorar la calidad de atención y tiempos de las primeras consultas que tengas de ahora en adelante:

Paso 1: Identificar las primeras consultas

Empezá identificando en tu agenda de turnos si se trata de un paciente que verás por primera vez. Agendá la consulta bajo el rótulo “primera vez”, “primera consulta” o el término que te resulte más familiar. Hacer esto con una semana de anticipación te da la oportunidad de implementar las acciones que detallamos a continuación.

Paso 2: Enviar email de preparación al paciente

Una vez que identificaste que un paciente se atenderá por primera vez con vos, enviale un email con la confirmación de la consulta y pedile que redacte con sus propias palabras cuál es el motivo por el que te va a venir a ver. Lo ideal es que te responda el email antes de la consulta. Si el paciente está familiarizado con los dispositivos digitales puede responderte directamente desde su celular o tablet. En cambio, si es más afín al papel y lápiz, podés pedirle que lo escriba en una hoja de papel y que te la presente cuando asista a la consulta.

Que los pacientes escriban sus propias dolencias, preocupaciones e interrogantes con sus palabras les permite bajar la ansiedad y se van a sentir sorprendidos y contenidos.

Si a un paciente nunca le pidieron hacer esto previamente es posible que no sepan por dónde empezar. Para cubrir estos casos y facilitar el proceso podés ofrecer una serie de preguntas guía. Estas son algunas preguntas disparadoras:

  • ¿Cuál es el motivo por el que me agendó la consulta?
  • ¿Qué es lo que cree que le produce los síntomas?
  • ¿Qué es lo que hace para mitigar los síntomas?
  • ¿Qué medicación toma actualmente?

Paso 3: Preparar la primera consulta

El día de la consulta tomate unos minutos para leer lo que el paciente te escribió: es muy importante hacerlo antes de la consulta y también lo es valorar y agradecer al paciente que te haya respondido el email. 😊

Usar expresiones del tipo “Fue muy claro el resumen que me mandó” o “Su relato me permitirá conocerlo mejor”, van a generar empatía con el paciente, se va a sentir contenido y probablemente su ansiedad baje notablemente.
Para casos crónicos o muy complejos es importante dejar claras las expectativas al inicio de la primera consulta.

Si el paciente envió la información antes de la consulta, una buena práctica luego de leer su relato es organizarlo por temas y decir durante los primeros minutos de la consulta qué temas se van a abordar en una primera consulta y cuáles van a quedar para una próxima visita. También se puede consensuar con el paciente cuáles son los temas que más le preocupan y tratar estos primero. ¡Priorizar es la clave! 1️⃣2️⃣3️⃣

Pero no todas las consultas van a ser de “primera vez”, por eso a continuación te dejamos algunos tips para que puedas seguir optimizando los tiempos en todas tus consultas de rutina.

 

#2 Optimizar el tiempo de la consulta de rutina

 

En esta instancia donde ya conocemos por qué viene a vernos el paciente es importante diseñar un proceso de trabajo para la consulta de rutina.

Primera parte de la consulta

Este es un proceso que te puede dar grandes resultados en la parte introductoria de la consulta:

  • Primeros 2 minutos: destinarlos a que te cuente cómo estuvo sin interrumpir su relato.
  • Siguiente minuto: usarlo para repasar lo último hablado y nombrar los temas relevantes.
  • Finalmente: comunicarle al paciente cuales van a ser los pasos de la consulta. Por ejemplo: “Primero, voy a revisar los resultados de los estudios”, “Segundo, voy a hacerte el examen físico” y “Tercero, voy a analizar si es necesario hacer más estudios y haré las prescripciones”

Poder verbalizar esto va a bajar la ansiedad del paciente y va a evitar interrupciones. 🗣️

Toda consulta suele comprender varias actividades que son necesarias realizar y pensarlas en forma secuencial y con un cierto orden nos ayudará a ser mucho más eficientes y dar a los pacientes una mayor sensación de profesionalismo.

Pensar el flujo de la información acelera los tiempos de consulta

El orden de las actividades durante la consulta, así como el orden del flujo de la información te permiten hacer un uso más eficiente del tiempo de la consulta.

Muchas veces no nos damos cuenta, pero terminamos volviendo a ver resultados de estudios que ya revisamos.

Es importante pedirle al paciente que en forma anticipada organice la información de sus estudios por fecha, de lo más antiguo a lo más reciente. Tener esta tarea realizada por el paciente antes de la consulta te va a ahorrar mucho tiempo. 🗓️

Cuando identifiques resultados relevantes que quieras guardar podés tomar nota inmediatamente en un anotador o mejor aún, avisarle al paciente que vas a anotar los resultados relevantes en la historia clínica.

En algunos casos, los pacientes que estén familiarizados con el manejo de Excel pueden realizar su propia tabla y monitorear sus variables. En la práctica diaria cuando les empezamos a preguntar a los pacientes si se animaban a cargar sus datos en una tabla y compartirla, nos sorprendió que muchos estaban dispuestos a hacerlo.

Identificar las tareas que más demandan tiempo dentro del consultorio

Esto es de suma importancia para que te enfoques en las tareas que más tiempo te consumen y puedas trabajar para mejorarlas.

Durante algunas consultas podés anotar la hora de inicio y fin de cada tarea. Si hacés esto con el interrogatorio, el exámen físico y la confección de recetas por ejemplo, podrás identificar cuáles son las tareas que más tiempo te demandan. 📈

Las tareas las podés organizar de la siguiente manera:

  • Las que dependen de mí: por ejemplo, hacer recetas o el examen físico.
  • Las que dependen del paciente: por ejemplo, desvestirse y volver a vestirse.

Hacer recetas, es una de las tareas que más tiempo demandan

Cargar los datos de filiación del paciente en forma correcta y los interminables números del carnet de la prepaga u obra social son fuente frecuentes de errores y de desperdicio de tiempo. Poner la fecha, el diagnóstico correcto, la firma y el sello, son muchos pasos que por diferentes factores a veces omitimos u olvidamos y esto implica mucho malestar en los pacientes y además, genera una repetición de tareas por parte de los profesionales con los consecuentes retrasos producidos.

Algo simple que podés pedirle al paciente antes de que se retire del consultorio es que revise los datos por si hay alguno incorrecto. Incluso podría hacerlo en la sala de espera antes de retirarse definitivamente. 🔲 → ✅

El módulo de historia clínica de Digital Doctor permite hacer la precarga de los datos de filiación y hacer las recetas con solo algunos clics. Además, muchos pacientes vienen a repetir recetas que nuestro sistema almacena y posibilita repetirlas sin ningún esfuerzo.

Esperamos que estos tips para hacer un uso más eficiente del tiempo durante la consulta te ayuden a seguir mejorando la calidad de tu consultorio médico.

¿Qué otra técnica o proceso usás para optimizar tus consultas médicas? 👨‍⚕️👩‍⚕️

×